Ahora hablemos de cachorros vs. adultos. Mientras los Beagle son cachorros, son adorables, pero no seguirán una pelota o juguete por mucho tiempo y requerirán de mucho esfuerzo y paciencia para entrenarlos durante el primer año.

Los cachorros quizá necesitarán de varias salidas a la calle diarias (inclusive en la noche) por lo que deberá asegurarse de tener el tiempo suficiente (usted o su familia); son un torbellino de energía por lo que seguramente deberán ser supervisados constantemente para que no se metan en “problemas”.

Nosotros tenemos 8 hembras y un macho que estuvieron, la primera desde los 2 meses de edad y las demá desde recién nacidas y un macho importado de USA (que llegó a casa de 6 meses de edad), con edades que van desde los 11 años hasta los 15 meses.

Ahora permítanme discutir algunos puntos que puede verse negativos respecto a los Beagle. Primero, cuando están fuera de casa, siempre deberán tenerlos con su correa de paseo o en un lugar cercado si están sueltos, si no ellos correrán sin parar y lejos. Mientras estén olfateando, cualquiera sea el olor, este capturará su atención y no prestarán atención a carros, ni a nada. Ocasionalmente ladran y/o aúllan pudiendo ser una causa de molestia para sus vecinos (aunque yo nunca he tenido realmente ningún problema).

Si usted leyó todo esto me dirá ¿entonces qué tienen de bueno los Beagle? Yo le diría que mucho; como mencioné antes, tengo 4 perras y pienso seguir en esto y aumentar poco a poco la cantidad; adoro a mis perras, son lindas, alegres, entretenidas y una constante fuente de alegría para mi esposa y hasta de relax para mí.